martes, 21 de julio de 2015

Mi casa es un quilombo

De lunes a viernes a las once te vas
¡mi casa es un quilombo! 
¿será porque vos no estás?
igual dudo que sea eso
cuando vos venís lo es aún más.
De lunes a viernes a las once llegás
no te juzgo
no comparto
cada año una risa aparto
de esas que te daba a cada rato.
De lunes a viernes después de las once me ves
a veces pienso que
como ama de casa te lucías
o al menos se que veía
una sonrisa cada dos por tres.
Si de lunes a viernes
tuviese que elegir
una palabra con la que te pudiera describir
probablemente sería ausencia
pero yo también me tengo que ir.
Y creo que de lunes a viernes
estás un poquito lejos 
ya no desayunás conmigo
ni me decís cuando me miro al espejo
"seguís linda como siempre, dejá ese complejo" 
De lunes a viernes estás cansada
loca, porque tus dientes se entrechocan
aburrida, como una muñeca descosida
exiliada
por tu propio país engañada.
Te vas a las once, volvés a las once
te encerrás en el cuarto
ya no escucho voces
quiero decirte que mi apoyo comparto
pero me lo negás con gritos atroces.
De lunes a viernes
a la soledad me amarro
porque ya olvidé lo que era 
que por las noches me saludes con un beso
de esos con olor a cigarro.
De viernes a domingo
mi casa es un quilombo 
a veces quisiera 
que en mis ojos veas la miseria
y te dejes de tanto autobombo.

No hay comentarios.: