lunes, 4 de mayo de 2015

Locura

Mi locura es toda tuya, y sin dudar la comparto, porque sé que te hace reír, porque sé que te entretiene, y aunque a veces se detiene, la loca te seduce. Locura que te va a acompañar siempre, locura que esboza sonrisas y hoyuelos en los cachetes de los cansados, que pone a funcionar cerebros seniles, no por años, sino por daños.
Locura que pinta la ciudad color verde, que sólo es verde en su locura, porque de edificios se llenó, y no son edificios lindos, son grandes y dan miedo, pero mi locura los pinta color celeste, y se disimulan con el cielo. Locura que pinta estrellas en un cielo nublado, mientras gotas secas caen, como lágrimas falsas a mi lado.
Locura que abraza a los animales, así tengan algo de rabia, porque más rabia tiene el ser humano, y aún así me obligan a darle la mano.
Locura impulsiva, como mis manos en tu pecho, impulsos sin daños, impulsos deshechos. Locura amante del fuego, dios de los dioses, él no es un juego, y mi locura tampoco si no me equivoco, aunque puede que un poco, y puede que de a poco.
Locura sin medida, como el espacio exterior, algunos lo llamaron "amor", hubo otros que comentaron "dolor"
Locura que no tiene fin.
Loca locura que todo lo cura, y por algo se llamará locura. ¿Quién más que la locura me salvará de esta tortura? 
Nadie. Ni los mismos curas.

1 comentario:

Dolores Meijueiro Verdes dijo...

Me! gustó! Porqué :¿ alguien podrá decir que no tiene hoy, ha tenido ayer o podrá llegar mañana ,con un poco de locura que te sacuda?? y quedar así con un poco más de cordura en este mundo de atadura?
Abrazo.